Cloud computing está tan asentado en nuestras vidas que, en muchas ocasiones, lo empleamos sin pensar en ello. Por ejemplo, cuando consultamos nuestra agenda en el teléfono celular. Esto es sólo una muestra de la oferta de esta tecnología a usuarios más o menos expertos. Estudiamos en más detalle los tipos de servicios que ofrece, así como su situación en Latinoamérica y Colombia.

Definición y características de cloud computing

Cloud computing o computación en la nube es un modelo de acceso bajo demanda a los servicios contenidos en una red y almacenados en centros remotos de datos. Estos servicios pueden ser:

  • Aplicaciones.
  • Servidores.
  • Datos.
  • Herramientas de desarrollo.
  • Almacenamiento de documentos, imágenes, vídeos, música, entre otros.

Otras cualidades propias de cloud computing son: se puede acceder a los servicios mediante diversas plataformas y tipos de dispositivos, es escalable, ofrece sus funcionalidades a múltiples usuarios, y permite un control de los recursos con los que trabaja.

También hay que destacar que hay 4 tipos de nubes que dan forma al Cloud Computing:

  • Nube pública: cualquier usuario puede acceder a ella.
  • Nube privada: sólo ofrece sus servicios a un número concreto de usuarios. Por ejemplo, a los trabajadores de una corporación.
  • Multicloud: es el trabajo conjunto de varias nubes el que permite la prestación del servicio. 
  • Nube híbrida: la nube se comporta como pública o privada en función de las necesidades de la situación. Una muestra sería la empresa que cuenta con información sensible que desea proteger y otra a la que pueden acceder todos los usuarios.

Cloud computing en Latinoamérica y Colombia

Para conocer en qué momento se encuentra América Latina y Colombia en su adopción de cloud computing, podemos acudir a distintas fuentes.

Por una parte, tenemos el estudio “IDC Latin America IT Investment Trends 2H19”. Éste desvela que durante 2019 el 11.3% del presupuesto en tecnología de las corporaciones latinoamericanas se destinó a la nube pública. También predice para el 2020 un crecimiento hasta el 13%.

También merece la pena destacar las palabras de Ricardo Villate, vicepresidente de la misma IDC durante la conferencia IDC FutureScape, Predicciones 2020 de la Industria de TI en Latinoamérica. Éste aseguró que las tecnologías cloud ocuparán el 24.5% de las inversiones.

Finalmente, en la celebración del #ForoLR “Camino a la nube”, expertos intercambiaron informaciones tan interesantes como:

  • “Hoy en día 57% de las cargas de trabajo corren en una nube. “Si comparamos el 2015 contra 2020, la intención de ir a la nube hoy en día es del 70%, y los planes de implementar una nube son decisiones concretas”. Felipe Gómez, director de servicios de data center, seguridad & cloud de CenturyLink, Cluster Andino.
  • “El 51% del PIB de Colombia está enfrentado al reto de cómo vivir en la nube, y los retos por el cambio de espacio es que hay que tener una nueva oferta, cómo llevarla a la casa y conocerla”. Edmundo Miralles, director cloud computing de Microsoft Colombia.
VIAFIRMA - Servicios cloud en las empresas de Colombia

Los 3 servicios de cloud computing para las empresas

Los servicios propios de cloud computing se clasifican en 3 grupos: IaaS (Infrastructure as a Service) o Infraestructura como Servicio, PaaS (Platform as a Service) o Plataforma como Servicio, y SaaS (Software as a Service) o Software como Servicio.

IaaS (Infrastructure as a Service) o Infraestructura como Servicio.

Se trata del más complejo de todos. Está especialmente preparado para usuarios expertos (como desarrolladores), ya que estos tienen un gran control sobre el servicio. En IaaS, el proveedor del servicio suministra exclusivamente los componentes hardware que necesita el cliente (servidores, almacenamiento, etc.). Suele trabajarse en plataformas de virtualización. Microsoft Azure y Amazon Web Services son ejemplos de IaaS.

PaaS (Platform as a Service) o Plataforma como Servicio

En este caso, el usuario no tiene control sobre la infraestructura sobre la que va a desarrollar la aplicación. Esta viene ya proporcionada, así como su mantenimiento y gestión, para que los desarrolladores sólo tengan que desplegar en ella su aplicación. Google App Engine es una muestra de este tipo de servicio cloud.

SaaS (Software as a Service) o Software como Servicio

Aquí, el cliente solamente tiene que hacer uso de la aplicación que se encuentra alojada e instalada en la plataforma. De lo demás (mantenimiento, soporte, actualizaciones…), se encarga la empresa que le ofrece dicho servicio. Ejemplos de servicios SaaS son las nubes de Google (Google Drive) o de Microsoft (OneDrive). 

La computación en la nube es una fuerte tendencia dentro del universo TIC. De hecho, se han integrado en ella muchas otras soluciones tecnológicas, como las de firma digital.

Desde Viafirma, siempre pensando en la evolución de empresas y organismos públicos, ponemos a su disposición soluciones basadas en la nube. Con ellas, se hace posible firmar documentos electrónicamente con independencia tecnológica, de dispositivo y geográfica. Además, aporta seguridad al tener la documentación mucho más protegida frente a accidentes y a acciones maliciosas.

Firma digital y cloud computing forman un binomio clave por la agilidad corporativa, la ciberseguridad y la confianza legal. Una unión por cuyo refuerzo seguimos trabajando incansablemente.